La sonda Parker de la NASA consigue adentrarse en el Sol

La NASA envió en 2018 una sonda al Sol para acercarse donde jamás ninguna otra sonda ha llegado, a 5 millones de kilómetros de la atmósfera solar, la misión se llama Parker Solar Probe y está proporcionando nuevos y reveladores datos sobre la actividad solar, la corona solar y hará contribuciones muy importantes a nuestra capacidad de predecir las grandes tormentas solares que tanto afectan a la Tierra. 

Ahora ha hecho un gran descubrimiento al dar una primera explicación de la enorme temperatura de la corona solar a partir de los primeros datos obtenidos por la sonda. Se han encontrado grandes flujos rotacionales, mucho más fuertes de los calculados teóricamente. Los científicos creen que las tremendas oscilaciones magnéticas detectadas en el viento solar, denominadas “ondas de Alfvén“, son remanentes del mecanismo que causa el fenómeno de calentamiento.

probe
La sonda junto al Sol, imagen artística de NASA.

Tiene tres objetivos muy importantes:

  • Rastrear el flujo de energía que calienta y acelera la corona solar y el viento solar.
  • Determinar la estructura y la dinámica del plasma y los campos magnéticos en las fuentes del viento solar.
  • Explorar los mecanismos que aceleran y transportan las partículas energéticas.
Créditos del vídeo: The Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory

Todo un reto sin precedentes que nos hará comprender mejor el funcionamiento de nuestra maravillosa estrella, el Sol.

Para saber más:

Misión Parker Solar Probe

Photo by Pixabay on Pexels.com