Detectada una extraña señal desde la estrella Próxima Centauri

Astrónomos del proyecto Breakthrough Listen han detectado emisiones de radio cerca de la estrella enana roja Próxima Centauri, que es el sistema estelar más cercano a nuestro planeta, a solamente 4.2 años luz de distancia y que tiene dos planetas, uno de ellos bastante propicio para el desarrollo de vida. Ese exoplaneta se denomina Próxima b, este es un poco más masivo que la Tierra y orbita en la zona habitable alrededor de su estrella, donde la temperatura es adecuada para que exista agua líquida en su superficie. Aunque la señal aun no está claro que provenga de ahí como veremos más adelante.

Breakthrough Listen es el programa de investigación científica más grande de la historia cuyo objetivo es encontrar evidencia de civilizaciones más allá de la Tierra. El alcance y el poder de la búsqueda se encuentran en una escala sin precedentes. El programa incluye un estudio de las 1.000.000 de estrellas más cercanas a la Tierra. Escanea el centro de nuestra galaxia y todo el plano galáctico. Más allá de la Vía Láctea, escucha los mensajes de las 100 galaxias más cercanas a la nuestra.

Impresión artística del exoplaneta Próxima b, créditos: ESO / M. Kornmesser

La señal fue captada por el radiotelescopio Parkes de 64 metros en Sidney (Australia) que utilizan entre otros proyectos para una búsqueda exhaustiva de señales de posibles civilizaciones extraterrestres mediante radio, realizado por la Universidad de California en Berkeley.

Radiotelescopio Parkes, también llamado el «plato»

La señal detectada varia ligeramente en frecuencia, oscilando hacia arriba y hacia abajo con lo que no proviene de una antena de la Tierra. Eso la convierte en una señal no terrestre por definición, pero aún no lo certifica como tal, de hecho, podría ser una señal de telemetría de un satélite en órbita. El movimiento orbital de estos satélites hace que la frecuencia de sus transmisiones aumenten y disminuyan, hay más de 2700 satélites en funcionamiento alrededor de nuestro planeta con lo que de casualidad podría ser uno de ellos. Esa enorme avalancha de información proveniente del hardware de satélites que se encuentra a solo unos cientos de kilómetros de la superficie interfiere en gran parte en el espectro de radio que se suele detectar. 

Si no es una señal de satélite otra posibilidad es que la señal en realidad provenga de algo detrás de Próxima Centauri que, simplemente, se alinea con él. Esto sería muy interesante, ya que las señales de radio naturales (del tipo producido por los quásares o púlsares) no son de banda estrecha, es decir que no se limitan a un pequeño rango de frecuencias, y esta señal podría estarlo.

Otra opción más en esta lista es la posibilidad de que lo encontrado sean simplemente emisiones naturales de radio de un mundo que tiene un fuerte campo magnético tal vez hay un planeta gigante y con un enorme campo magnético orbitando a Próxima Centauri que aun no se ha detectado. Aunque estos mundos no dan una señal tan fuerte como la detectada es otra posibilidad.

Incluso y esto sería un poco triste la verdad siempre existe la posibilidad de que la señal realmente sea local, muy cercana como por el ejemplo ya pasó que un horno de microondas en la sala de descanso del radiotelescopio Parkes causó una considerable consternación hace cinco años, cuando produjo señales que sugerían que algo notable estaba sucediendo en el cosmos distante, cuando en realidad, era solo alguien calentando su pequeño y sabroso almuerzo.

Por tanto hay varias posibles explicaciones del origen de esta señal. Pero mientras sigamos sin saberlo con certeza, debemos seguir considerando viable la hipótesis extraterrestre; después de todo, cualquier detección de SETI será arriesgada cuando la detectemos por primera vez con lo que para estar seguros y aplicar el método científico correctamente esta señal la deberían de volver a detectar, tanto por este radiotelescopio como por otros, una vez conseguido esto podremos empezar a ilusionarnos con que hemos encontrado tal vez… señales de otro mundo.

Anuncios

Una misteriosa tormenta observada en el planeta Neptuno

Un equipo de astrónomos que utilizan el telescopio espacial Hubble han observado un curioso y misterioso vórtice oscuro en el planeta Neptuno, se trata de una enorme tormenta tan grande como nuestro océano atlántico, lo extraño de esto no es su enorme tamaño, que es algo muy normal, sino que ha comenzado a escaparse alejándose de una posible desaparición y desvanecimiento que suele ocurrir en la zona ecuatorial del enorme planeta.

La tormenta nació en el hemisferio norte del Neptuno y fue descubierta por el telescopio espacial Hubble en el año 2018. Un año más tarde, las observaciones mostraron que comenzó a desplazarse hacia el sur, hacia el ecuador, donde se espera que tales tormentas desaparezcan de la vista.

Crédito de la imagen: NASA / @europeanspaceagency, STScI, M.H. Wong (@ucberkeleyofficial) y L.A. Sromovsky y P.M. Fry (@uwmadison) ⁠



Para sorpresa de los astrónomos, Hubble detectó el cambio de dirección del vórtice en agosto de 2020, duplicándose de manera muy rápida hacia el norte. Aunque el Hubble ha rastreado puntos oscuros similares durante los últimos 30 años, este comportamiento atmosférico impredecible es algo que nunca antes se había observado. Las inmensas tormentas oscuras en Neptuno fueron descubiertas por primera vez a finales de la década de 1980 por la nave espacial Voyager 2 de la NASA. Desde entonces, solo el telescopio espacial Hubble ha tenido la suficiente nitidez para rastrear estas características curiosas y esquivas del planeta gigante. Hubble descubrió dos tormentas oscuras que aparecieron a mediados de la década de 1990 y luego desaparecieron. 

Al igual que la Gran Mancha Roja de Júpiter, las tormentas se arremolinan en una dirección anticiclónica y extraen material de las profundidades de la atmósfera del planeta gigante helado. A diferencia de la gran mancha roja de Júpiter, que ha sido visible durante al menos 200 años, los vórtices oscuros de Neptuno duran solo unos pocos años.

El VLT (Very Large Telescope) de ESO ha observado también al planeta Neptuno, algunos cúmulos de estrellas y otros objetos con un nuevo modo de óptica adaptativa llamado Tomografía láser, con esta técnica se corrigen los efectos de la turbulencia a diferentes altitudes en la atmósfera obteniendo unas imágenes extraordinariamente claras del planeta sobre todo del planeta gigante helado Neptuno, incluso imágenes mejores que las adquiridas por el telescopio espacial Hubble en las que también se distinguen esas enormes tormentas.

uranus vlt adaptative
urano sin adaptative sistem
El instrumento MUSE utiliza el módulo de óptica adaptativa GALACSI. Ahora es posible capturar imágenes más nítidas desde el suelo que desde el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA a longitudes de onda visibles. Creditos: VLT-ESO
Anuncios



La galaxia más lejana del Universo observable

El telescopio espacial Hubble rompió en 2016 el récord de distancia cósmica mediante la medición de la galaxia más lejana jamás vista en el universo. Esta galaxia muy brillante, llamada GN-z11, envió su luz hace 13,4 mil millones de años, sólo 400 millones de años después del Big Bang. GN-z11 se encuentra en la dirección de la constelación de la Osa Mayor.

Esta animación muestra la ubicación de la galaxia GN-Z11. El vídeo comienza en la Osa Mayor, a continuación, se acerca al campo Norte de galaxias, y termina con una imagen de la galaxia GN-z11.  Esta se muestra tal y como era hace 13,4 mil millones de años, cuando el universo tenía sólo el tres por ciento de su edad actual. Créditos: NASA, ESA y G. Bacon (STScI), P. Oesch (Universidad de Yale), G. Brammer (STScI), P. van Dokkum (Universidad de Yale), y G. Illingworth (Universidad de California, Santa Cruz).
galaxye

La combinación de imágenes del Hubble y Spitzer revelan que  GN-z11 es 25 veces más pequeña que la Vía Láctea y que tiene sólo uno por ciento de la masa de nuestra galaxia. Sin embargo, la “recién nacida” GN-z11 está creciendo rápidamente, formando estrellas a una velocidad 20 veces mayor que nuestra galaxia en la actualidad.

En 2020 un equipo de astrónomos utilizando el telescopio Keck I dedujeron que la galaxia GN-z11 es tan distante que define el límite mismo del propio universo observable. Debido a la expansión del universo, a pesar de que la galaxia GN-z11 tiene 13,4 mil millones de años, su luz ha viajado 32 mil millones de años luz para llegar hasta nosotros. 

La observación se hizo en luz ultravioleta , ya que esa es el área del espectro electromagnético en las que se encontran las firmas químicas desplazadas al rojo. El telescopio espacial Hubble detectó la firma varias veces en el espectro de GN-z11. Sin embargo, incluso el Hubble no puede resolver las líneas de emisión ultravioleta en el grado que se necesita. Así los astrónomos de este último estudio usaron a el espectrógrafo terrestre más actualizado hasta el momento llamado MOSFIRE, que está montado en el telescopio Keck I en Hawái.

MOSFIRE capturó las líneas de emisión de GN-z11 en detalle, lo que permitió al equipo hacer una estimación mucho mejor de su distancia de lo que era posible a partir de datos anteriores.  Los astrónomos usan un valor conocido como el número de corrimiento al rojo denotado por z. 

Para saber más:

https://www.u-tokyo.ac.jp/focus/en/press/z0508_00153.html

Anuncios

El comienzo del invierno en hemisferio norte y del verano en el hemisferio sur de la Tierra para 2020/2021

El invierno en 2020 para el hemisferio norte comienza el 21 de diciembre, para el hemisferio sur comenzará el verano. y Terminará el 20 de marzo de 2021 con el inicio de la estación primaveral para el hemisferio norte de la Tierra. También ese día habrá una conjunción espectacular, la llamada «gran conjunción«, entre Saturno y Júpiter que se verán muy cercanos en el firmamento.

Photo by Ashan Rai on Pexels.com

A este día del inicio del invierno se le denomina solsticio de invierno, (solsticio significa “Sol quieto” pues durante varios días y justo al mediodía el Sol esta prácticamente a la misma altura). La duración del invierno es menor en comparación con otras estaciones pues en invierno  la tierra está más cerca del Sol, es decir en el perihelio,

perihelio

Y por las leyes de kepler cuando un objeto en su órbita está más cerca de su estrella se traslada alrededor de ella mucho más deprisa:

2ª ley de Kepler; el radio vector que une un planeta y el Sol barre áreas iguales en tiempos iguales. Por tanto para barrer en el mismo tiempo el área más cercana al Sol el planeta debe aumentar  su velocidad orbital.

Os preguntareis por qué al estar tan cerca del Sol estamos en invierno, pues esto es debido a la inclinación de la Tierra, digamos que a la parte norte de la Tierra los rayos ya no llegan tan perpendiculares como llegar a la parte sur, por eso en el Hemisferio Sur comienza el verano y en nuestro hemisferio el invierno, con el Sol además a baja altura sobre el horizonte y observándolo menos horas al día.

Captura
Inclinación de la Tierra en el solsticio de invierno

Y disfrutad del maravilloso firmamento del invierno del hemisferio norte, con Orión flamante entre las estrellas, así como TauroGemínis, y decenas más de constelaciones espectaculares… el cielo de invierno es de lo más brillantes y bonitos. En el inicio del año tendremos una lluvia de estrellas fugaces preciosa: las Cuadrántidas, con el radiante en la constelación de Boyero (120 meteoros por hora) el 3 de enero de 2021.

Photo by Lucas Ettore Chiereguini on Pexels.com
Anuncios

Los cúmulos globulares más impresionantes de la Galaxia

Los cúmulos globulares son grupos casi esféricos de cientos de miles (o millones) de estrellas que están ligadas entre sí y que orbitan en torno a las galaxias de manera similar a cómo los satélites naturales lo hacen en los planetas. Son las agrupaciones de las estrellas más viejas de la galaxia, con edades superiores a los 10.000 millones de años, ya que se formaron a la vez que nuestra galaxia pero quedaron en órbita alrededor de ella. En la Vía Láctea se conocen cerca de 150 grupos de este tipo, aunque en otras galaxias hay cientos más incluso miles, por ejemplo la galaxia de Andrómeda tiene unos 500 cúmulos globulares y en la galaxia M87 se cuentas por miles.

Los cúmulos globulares se encuentran en el halo galáctico, muy por encima y por debajo del disco delgado de la galaxia que contiene la mayoría de las estrellas y los cúmulos abiertos más jóvenes. Estos cúmulos tan ancianos contienen una gran cantidad de estrellas rojas de baja masa y estrellas amarillas de masa intermedia. Los cúmulos globulares son objetos muy antiguos y su estudio es importante para saber la evolución de las galaxias.

Veamos los cúmulos más impresionantes de la galaxia:

  • Pues uno de los más espectaculares que podemos observar en nuestra galaxia es el cúmulo globular M3, que se encuentra a 33.000 años luz de nosotros y contiene entorno a 500.000 estrellas.

m3Créditos: M3 taken by Robert J. Vanderbei

Lo podemos encontrar en la constelación de Canes Venatici junto a las constelación de Boyero, se puede observar con buenos prismáticos y con telescopios de apertura media.

Esta impresionante imagen del telescopio espacial Hubble revela un cúmulo globular llamado NGC 3201, se trata de una espectacular reunión de cientos de miles de estrellas unidas por la gravedad.

cúmulo
Crédito: NASA / Hubble

Este brillante grupo de estrellas también tiene algunas propiedades extrañas que lo hacen único entre los cúmulos globulares que pertenecen a la Vía Láctea. NGC 3201 tiene una velocidad muy rápida con respecto al Sol, y su órbita es retrógrada, lo que significa que se mueve en la dirección opuesta al centro galáctico. El comportamiento inusual de este grupo sugiere que puede tener orígenes extragalácticos, pero en algún momento fue capturado por la gravedad de la Vía Láctea. Sin embargo, la composición química de este grupo cuenta una historia diferente: las estrellas dentro de NGC 3201 son químicamente muy similares a las de otros cúmulos globulares galácticos, lo que implica que se formaron en un lugar y tiempo similar a sus vecinos.

  • En la constelación de Hérculespodemos observar uno de los cúmulos globulares más bellos del firmamento, es el espectacular cúmulo de Hércules o M13.
M13. Créditos: Juan Pablo T. Revert

Cuando fue observado por Edmund Halley en 1714 se maravilló tanto que escribió que “es como un pequeño parche, que se muestra al ojo desnudo cuando el cielo está sereno y la luna está ausente”, es su época se veían miles de estrellas ahora necesitamos telescopios o prismáticos para observar este objeto a no ser que vayamos a lugares muy oscuros y alejados de la triste contaminación lumínica.

nucleus_m13
Núcleo del cúmulo M13 observado por el telescopio espacial Hubble. El cúmulo está situado a unos 25.000 años luz y posee las estrellas más viejas de la galaxia. Créditos:
NASA, ESA y el Equipo de Herencia del Hubble (STScI / AURA)
El cúmulo mide unos 150 años luz de diámetro y alberga más de 100.000 estrellas. Créditos: Telescopio espacial Hubble.

Lo podemos encontrar en la constelación de Hércules, es bastante fácil su localización:

Ubicación de M13 en la constelación de Hércules.

También podemos preguntarnos donde está con respecto a nosotros en la galaxia, en la siguiente imagen podemos verlo:

Imagen con una vista de nuestra galaxia, el punto amarillo es el Sol.
Vista de M13 con respecto al plano de la galaxia, los cúmulos globulares están orbitando continuamente nuestra galaxia, son estrellas muy viejas que no llegaron a adherirse a la vía láctea,

Cómo dato curioso sobre este cúmulo os puedo contar que en 1974 por la inauguración del Observatorio de Arecibo se envió un mensaje desde la Tierra hacia  M13. Como el cúmulo está muy lejos en caso de que en algún planeta de alguna de sus estrellas hubiera alguna civilización extraterrestre avanzada y descifrara el mensaje, y nos contestara, tendríamos que esperar casi 50.000 años para escuchar una respuesta.

  • Otro cúmulo impresionante es el cúmulo globular NGC 6441 que se encuentra en la preciosa constelación de Escorpio a 44.000 años luz del Sol y a 13.000 años luz del centro de la galaxia. Es un cúmulo impresionante donde se calcula que tiene 1.6 millones de masas solares. Es además uno de los cúmulos más brillantes y masivos de la galaxia, actualmente se tienen localizados unos 150 cúmulos globulares alrededor de nuestra galaxia.
Créditos: Telescopio espacial Hubble, NASA/ESA, G. Piotto

Ubicación de NGC 6441 en la constelación de Escorpio:

NGC 6441 en Escorpio
  • El cúmulo globular NGC 2419 se encuentra a casi 300.000 años luz de nosotros hacia la constelación del Lince, mucho más lejos que los cúmulos del halo de nuestra galaxia, por tamaña distancia se le llama “el cúmulo errante” o “el vagabundo intergaláctico“, unos nombres muy apropiados teniendo en cuenta por ejemplo que la distancia a la galaxia satélite de la Vía Láctea, la Gran Nube de Magallanes, es de aproximadamente 160.000 años luz, por tanto este cúmulo está a casi el doble de esa distancia. 
NGC 2419. Créditos: Telescopio espacial Hubble (NASA/ESA)

Sobre NGC 2419 se pensó que podría tener un origen extragaláctico como, por ejemplo, los restos de una pequeña galaxia capturada por la Vía Láctea, como por ejemplo el cúmulo omega centauri que es un resto de una pequeña galaxia. Pero según ultimas investigaciones sobre sus estrellas variables se ha demostrado que NGC 2419 pertenece a nuestra galaxia.

Ubicación de NGC 2419 en el firmamento, puede observarse curiosamente junto con dos estrellas brillantes, y es observable con telescopios de aficionado.

Este cúmulo globular es uno de los globulares más remotos de la Vía Láctea, sin embargo, se encuentra observable en la gama de telescopios de aficionados de tamaño medio, os invito a buscarlo en la constelación del Lince. Desde nuestra posición en la Tierra lo vemos en el hemisferio escasamente poblado del anticentro galáctico, con una región la constelación del Lince con pocos objetos interesantes.

En esta impresionante imagen adquirida desde el telescopio espacial Hubble podemos apreciar en todo su esplendor al colorido y luminosos cúmulo globular extragaláctico NGC 1805.

Créditos de la imagen: ESA / NASA / Telescopio espacial Hubble/, J. Kalirai⁠

Esta maravillosa agrupación de miles de estrellas se encuentra cerca del borde de la Gran Nube de Magallanes en la constelación del Dorado, la gran nube de Magallanes es una galaxia satélite de nuestra propia Vía Láctea. Las estrellas orbitan muy cerca unas de otras en este cúmulo tanto que en la zona más densa las estrellas están entre 100 y 1000 veces más juntas que las estrellas más cercanas a nuestro Sol, lo que hace que los sistemas planetarios a su alrededor sean poco probables o casi imposibles.

La imagen nos ofrece una sorprendente diferencia entre los colores de las estrellas que se ilustra maravillosamente en esta imagen, que combina dos tipos diferentes de luz: estrellas azules (muy calientes), que brillan más en luz casi ultravioleta, y estrellas rojas (estrellas más frías), iluminadas en rojo e infrarrojo cercano. Los telescopios espaciales como el Hubble pueden observar en el ultravioleta porque están colocados sobre la atmósfera de la Tierra, que absorbe la mayor parte de esta longitud de onda, haciéndola inaccesible para las instalaciones terrestres.

Anuncios