Archivo de la etiqueta: 288P

Un nuevo tipo de objeto observado en el Sistema Solar

El telescopio espacial Hubble ha observado un objeto muy curioso en nuestro sistema solar, se trata de un asteroide binario con características de cometa, se trata del asteroide llamado 288P ubicado en el cinturón principal de asteroides. Está en la categoría de asteroides con actividad cometaria del cinturón principal de asteroides MBCs (Main Belt Comets), que se han observado muy pocos y raras veces, de ahí su importancia.

En septiembre de 2016, el asteroide 288P hizo su máxima aproximación al Sol, estaba lo suficientemente cerca de la Tierra para permitir a los astrónomos examinarlo usando el Telescopio Espacial Hubble. La observación reveló una sorpresa, no era en realidad un único objeto, se observaron dos asteroides casi del mismo peso y mismo tamaño, en órbita y a una distancia entres sí de unos 100 kilómetros, y con actividad cometaria.

objeto binario cometaAsteroides binarios en movimiento y actividad cometaria en su aproximación al Sol. Créditos: Hubble.

Esto hace de 288P el primer asteroide binario conocido que también se clasifica como un cometa. Comprender el origen y la evolución de los cometas y asteroides en órbita entre Marte y Júpiter que exhiben una actividad similar a un cometa es un elemento crucial para nuestra comprensión de la formación y evolución del sistema solar en su conjunto.  Dado que sólo se conocen unos pocos objetos de este tipo, 288P se presenta como un sistema extremadamente importante para futuros estudios.

binariosEl sistema de asteroides binarios 288P.

La actividad observada de 288P también revela información sobre su pasado. Los astrónomos concluyeron que el asteroide es un sistema binario relativamente joven, de solamente 5000 años. El hecho de que 288P sea tan diferente de todos los otros asteroides binarios conocidos plantea preguntas si no es meramente una coincidencia que tenga propiedades tan singulares.

Estos objetos asteroide-cometa son objetos tipo asteroide con hielo en su superficie, que debido a la sublimación tienen la típica forma cometaria. El primero fue descubierto en 1996, se trata de 133P/Elst-Pizarro (llamado así por sus dos descubridores) que atrajo la atención por su extraña órbita y con una extraña actividad cometaria, pronto se olvidarían de él hasta que en el año 2002 el astrofísico David Jewitt volvió a observar actividad cometaria en ese asteroide, con lo que se empezó ha hablar de los MBCs.

comets

MBCs 133P/Elst-Pizarro y P/2005U1, ambos con actividad cometaria. Imágenes tomadas con el Telescopio UH de 2,2 metros por H. Hsieh y D. Jewitt Universidad de Hawai- cortesia NASA

El MBCs 133P/Elst-Pizarro  es el más estudiado se sabe que se activa durante 1 / 4 de su órbita, aproximadamente a partir de su perihelio. El mecanismo de activación ocurre cuando la placa de hielo que hay en su superficie está frente al Sol en parte de su órbita, en ese momento se activa. Por tanto tienen un componente de activación por temporadas, como podemos ver en la siguiente.

sublimación

El asteroide se activa cuando el hemisferio del asteroide que contiene hielo se encuentra en el solsticio de verano o cerca de él, provocando entonces la sublimación del hielo.

Por tanto es complicado encontrarlos por la baja actividad que tienen, tan solo en un cuarto de su órbita están activos. Sí se termina su actividad ya no podrán volver a ser vistos a no ser que sufran algún choque con otro asteroide y aflore el hielo que  hay en su interior o que estacionalmente vuelvan a sublimar. Todas las investigaciones sobre este tipo de objetos es muy importante. Por tanto muchos asteroides ya sean MBCs o no pueden contener hielo en su interior. Los científicos del CSIC Jose María Trigo y Javier Martín Torres revelan en la revista  Planetary & Space Science que  el conocido como “gran bombardeo tardío” se inició cuando los planetas gigantes Júpiter y Saturno migraron hasta sus actuales órbitas, lo que produjo un impulso gravitatorio sobre cuerpos helados formados en varias regiones  externas del Sistema Solar. Como consecuencia, una gran cantidad de objetos ricos en agua y en materia orgánica empezaron a impactar sobre los planetas rocosos formando, en el caso de la Tierra, los océanos y por consiguiente la vida en la Tierra. La prueba de este hecho es según estos investigadores es que el manto y la corteza  terrestre tiene abundancia de metales que sólo pudieron haber llegado a esas zonas, alejadas del núcleo terrestre, tardíamente. Por tanto se produjo un proceso de enriquecimiento de materiales a causa de este gran bombardeo. Otra prueba la tenemos en los volcanes, estos emanan gases con anomalías típicas de los meteoritos condríticos.

Es muy importante el estudio de estos objetos helados, pues son la clave para descifrar la formación de vida en la Tierra. Por tanto 288P nos desvelará grandes misterios del sistema solar.

Para saber más:

-“Clues on the importance of comets in the origin and evolution of the atmospheres of Titan and Earth” Planetary and Space Science- March 2011-J. M. Trigo-Rodriguez, F. J. Martín-Torres

Anuncio descubrimiento de 288P por Hubble. 

cropped-cropped-3-31.jpg

Anuncios