Archivo de la etiqueta: Asteroides

La red de telescopios Flyeye: Búsqueda de objetos peligrosos para la Tierra

Hoy en día, para buscar objetos del Sistema Solar peligrosos (los llamados NEAs), por posibilidad de impacto en la Tierra ,se utilizan telescopios tradicionales con un campo de visión estrecho. Como estos telescopios solo pueden observar una pequeña porción del cielo a la vez, es un proceso lento y tedioso.

Pero la Agencia Europea del Espacio (ESA) en colaboración con el European Southern Observatory (ESO) junto con otras agencias del espacio están realizando un esfuerzo global para acelerar y mejorar esta búsqueda, se está desarrollando el telescopio llamado Flyeye. Su diseño inspirado en insectos le da un campo de visión mucho más amplio, lo que le permite cubrir grandes regiones del cielo mucho más rápido que los diseños tradicionales. Este nuevo telescopio europeo divide cada imagen en 16 subimágenes más pequeñas, expandiendo su campo de visión general, similar a la técnica utilizada por el ojo compuesto de una mosca.

Créditos: ESA

Cada noche, una futura red de estos telescopios Flyeye escaneará los cielos en busca de objetos peligrosos, marcando automáticamente los que presenten un riesgo de impacto y comunicándolo para su estudio inmediato. El primer Flyeye está ahora en construcción y está previsto que se instale en la cima de una montaña en Sicilia, Italia, en 2022.

La red estará completamente automatizada. El software coordinará la programación y realización de las observaciones y destacará cualquier descubrimiento amenazador. La red Flyeye detectará todo hasta unos 40 metros de diámetro, generalmente tres semanas antes de un impacto potencial.

Los datos recopilados se enviarán luego al Minor Planet Center, lo que provocará observaciones de seguimiento para comprender mejor las órbitas de estos objetos cercanos a la Tierra y, eventualmente, su probabilidad de impacto.

Los NEAs (Near Earth Objects-objetos cercanos a la Tierra), son asteroides eyectados del cinturón principal de asteroides, o cometas extintos provenientes del cinturón de Kuiper  que se encuentran en órbitas muy cercanas a la Tierra y algunos de ellos incluso llegan a cruzan su órbita, con el consiguiente peligro de impacto. Suelen ser órbitas excéntricas y con perihelios cerca de 1,3 UA. Los NEAs de tipo asteroidal provienen del Cinturón principal ya que debido a resonancias con Júpiter varían su órbita y se trasladan a órbitas menores de 1,3UA.

El cinturón principal de asteroides tiene unos huecos, los llamados huecos de Kirkwood que son las zonas donde se producen estas resonancias,  cuando un asteroide entra en esos huecos es lanzado por Júpiter hacia el interior del Sistema Solar o fuera de él, ya que va variando la órbita del asteroide. Una vez convertidos en objetos cercanos a la Tierra sobreviven en su órbita unos pocos millones de años hasta que son eliminados por degradación orbital  colisionando con el Sol o con los planetas interiores.

Podemos agruparlos en tres grupos:

Tipo meteoroide, que son de tamaño menor a 50m.

Tipo asteroide, que pueden ser tamaños entre 50m y decenas de Kilómetros.

 –Tipo cometa, que son cometas extintos que ya no tienen elementos volátiles y que han quedado atrapados en órbitas cercanas al Sol.

Nos centraremos en los NEAs tipo asteroide. Estos se clasifican en tres grupos: Amor, Apolo y Atenas (llamados grupo AAA), desde los más alejados a la tierra como es el caso del tipo Amor, hasta los más cercanos y peligrosos que son los de tipo Atenas (o Atón). En la figura podemos ver las órbitas de estos asteroides:

órbitas de NEAs
 Órbitas de los NEAs-figura del autor.

Veamos cada tipo con detenimiento:

-Asteroides Amor: tiene su radio orbital medio entre las órbitas de la Tierra y Marte, con un perihelio de entre 1.017 y 1,3 UA de la Tierra, y con un afelio muy grande ya que son órbitas excéntricas. Estos a menudo cruzan la órbita de Marte e incluso de Júpiter, pero no llegan cruzan la órbita de la Tierra, a no ser que por alguna perturbación sufrieran algún cambio en su órbita y llegaran a cruzar la órbita terrestre. Pero es muy inusual en esta familia de asteroides. Su nombre es debido al descubrimiento del asteroide (1221)Amor por el astrónomo Eugène Joseph Delporte desde el observatorio de Uccle (Bélgica), el 12 de marzo de 1932.

Es un conjunto de asteroides muy disperso con lo que a su vez se dividen en cuatro subgrupos: Amor I, II, III y IV. Los del grupo I tienen su semieje mayor entre la Tierra y Marte, es decir entre 1UA y 1,532UA, se les considera parte del cinturón de asteroides Tierra-Marte. El grupo II se encuentra entre 1,532 UA y 2,12 UA que es la zona interior del CP. El grupo Amor III llega desde los 2,12 UA hasta el extremo exterior del CP (unos 3,57UA), este es el grupo más poblado de los asteroides Amor. Finalmente el grupo IV tiene semieje mayor de 3,57 UA, es decir mayor que el extremo superior del Cinturón Principal de asteroides, es el menos poblado y además poseen gran excentricidad entre 0,6 y 0,75.

-Asteroides Apolo. Su órbita discurre por el exterior de la órbita de la Tierra, pero debido a que su perihelio es inferior a 1UA pueden cruzar la órbita de nuestro planeta. Su nombre proviene del asteroide (1862) Apolo descubierto por el astrónomo Karl Reinmuth en 1932. Se han descubierto cientos de estos asteroides, de decenas de Km. algunos de ellos como por ejemplo (1866) Sísifo de aproximadamente 10 km.

-Asteroides Atenas (Atón). Son los más peligrosos para la Tierra. Tienen un semieje  menor de 1UA, pero tienen órbitas muy excéntricas, por tanto estos no tienen por qué estar dentro de la órbita de la Tierra, de hecho la mayoría tienen un afelio de más un 1UA y cruzan la órbita de la Tierra. Son complicados de descubrir por su cercanía al Sol y por tanto muy peligrosos, reciben el nombre del asteroide (2062) Atón un asteroide rocoso de 1km descubierto en 1976 por E.F.Helin. A los asteroides Atenas más peligrosos para la Tierra por su órbita y tamaño se les denomina PHA (asteroide potencialmente peligroso). Se les considera así cuando su distancia mínima de intersección con la órbita terrestre es de 0,05UA, y que además tengan una magnitud de brillo absoluta de 22.0 o más brillante.

La nueva red de observación de estos objetos será muy importante para ponernos en guardia con suficiente antelación por posibles impactos.

Anuncios

La NASA lanzará la primera prueba de defensa planetaria contra asteroides

A finales de julio de 2021, la NASA lanzará la primera prueba de defensa planetaria contra asteroides, objetos que son potencialmente peligrosos para la Tierra sí alguna vez impactamos contra ellos.  La prueba consiste en intentar la redirección de una luna de un asteroide doble llamado Didymos , lo intentará una pequeña sonda del tamaño un coche pequeño, llamada DART (Doble Asteroid Redirection Test), que chocará deliberadamente contra la luna de asteroide Dimorphos en el otoño de 2022 para intentar cambiar su movimiento y dirección. Esto es solo una prueba, ya que ni el asteroide Didymos ni su luna objetivo representan una amenaza para nuestro planeta, pero presentan un buen campo de pruebas.

Ilustración de la nave espacial DART de la NASA y el LICIACube de la Agencia Espacial Italiana (ASI) antes del impacto en el sistema binario Didymos. Los asteroides binarios Didymos son dos objetos, uno de 780 m y otro que orbita al objeto más grande y que mide 160 m, y que se encuentran a 11 millones de km de la Tierra. Créditos: NASA / Johns Hopkins APL / Steve Gribben

Esta es una misión internacional de evaluación de impacto y desviación de asteroides  llamada AIDA, como hemos visto tiene como objetivo probar si es posible cambiar la órbita de un asteroide al impactarlo a gran velocidad. Tener esta técnica lista para ser empleada en caso de ser necesario, puede ser crucial para garantizar la seguridad de nuestro planeta. Pero también quiere estudiar otras cosas en el asteroide para eso también interviene la Agencia Europea del Espacio (ESA).
Por tanto AIDA es una misión de doble nave espacial compuesta por la nave espacial DART de la NASA, y la nave espacial Hera de la ESA que llevará a cabo una encuesta detallada posterior al impacto, y estudiará el propiedades exteriores e interiores de ambos cuerpos en el sistema doble.

choqueCréditos: ESA-ScienceOffice.org

Para cuando Hera llegue a Didymos, en 2026, el asteroide habrá alcanzado un significado histórico: ser el primer objeto en el Sistema Solar en tener su órbita desplazada por la acción humana. Hera también medirá el cráter dejado por DART a una resolución enorme de 10 cm, para dar una idea de las características de la superficie y la composición interna del asteroide.

Asteroides peligrosos más para la Tierra, los NEAs

Los NEAs (Near Earth Objects-objetos cercanos a la Tierra), son asteroides eyectados del cinturón principal de asteroides, o cometas extintos provenientes del cinturón de Kuiper  que se encuentran en órbitas muy cercanas a la Tierra y algunos de ellos incluso llegan a cruzan su órbita, con el consiguiente peligro de impacto. Suelen ser órbitas excéntricas y con perihelios cerca de 1,3 UA. Los NEAs de tipo asteroidal provienen del Cinturón principal ya que debido a resonancias con Júpiter varían su órbita y se trasladan a órbitas menores de 1,3UA.

El cinturón principal de asteroides tiene unos huecos, los llamados huecos de Kirkwood que son las zonas donde se producen estas resonancias,  cuando un asteroide entra en esos huecos es lanzado por Júpiter hacia el interior del Sistema Solar o fuera de él, ya que va variando la órbita del asteroide. Una vez convertidos en objetos cercanos a la Tierra sobreviven en su órbita unos pocos millones de años hasta que son eliminados por degradación orbital  colisionando con el Sol o con los planetas interiores.

Podemos agruparlos en tres grupos:

Tipo meteoroide, que son de tamaño menor a 50 m.

Tipo asteroide, que pueden ser tamaños entre 50 m y decenas de Kilómetros.

Tipo cometa, que son cometas extintos que ya no tienen elementos volátiles y que han quedado atrapados en órbitas cercanas al Sol.

Nos centraremos en los NEAs tipo asteroide. Estos se clasifican en tres grupos: Amor, Apolo y Atenas (llamados grupo AAA), desde los más alejados a la tierra como es el caso del tipo Amor, hasta los más cercanos y peligrosos que son los de tipo Atenas (o Atón). En la figura podemos ver las órbitas de estos asteroides:

Órbitas de los NEAs. Créditos: UNIVERSO Blog

 La misión de impacto en este asteroide binario nos ayudará a luchar contra un posible impacto contra la Tierra, que de producirse podría ser devastador para la vida en el planeta, con lo que tenemos que empezar a tomarnos muy enserio la amenaza de los asteroides.

Para saber más:

Vídeo de la misión: https://www.esa.int/spaceinvideos/content/view/embedjw/503101

Anuncios

Amenazas desde el espacio: Los objetos potencialmente peligrosos para la Tierra

Los objetos potencialmente peligrosos para la Tierra son los denominados NEAs (Near Earth Objects-objetos cercanos a la Tierra), estos son asteroides eyectados del cinturón principal de asteroides, o cometas extintos provenientes del cinturón de Kuiper  que se encuentran en órbitas muy cercanas a la Tierra y algunos de ellos incluso llegan a cruzan su órbita, con el consiguiente peligro de impacto. Suelen ser órbitas excéntricas y con perihelios cerca de 1,3 UA (UA es la llamada unidad astronómica).

Los NEAs de tipo asteroidal provienen del Cinturón principal ya que debido a resonancias con Júpiter varían su órbita y se trasladan a órbitas menores de 1,3UA.

El cinturón principal de asteroides tiene unos huecos, los llamados huecos de Kirkwood[1] que son las zonas donde se producen estas resonancias,  cuando un asteroide entra en esos huecos es lanzado por Júpiter hacia el interior del Sistema Solar o fuera de él, ya que va variando la órbita del asteroide. Una vez convertidos en objetos cercanos a la Tierra sobreviven en su órbita unos pocos millones de años hasta que son eliminados por degradación orbital  colisionando con el Sol o con los planetas interiores.

Podemos agruparlos en tres grupos:

  • Tipo meteoroide, que son de tamaño menor a 50m.
  • Tipo asteroide, que pueden ser tamaños entre 50m y decenas de Kilómetros.
  • Tipo cometa, que son cometas extintos que ya no tienen elementos volátiles y que han quedado atrapados en órbitas cercanas al Sol.

Nos centraremos en los NEAs tipo asteroide. Estos se clasifican en tres grupos: Amor, Apolo y Atenas (llamados grupo AAA), desde los más alejados a la tierra como es el caso del tipo Amor, hasta los más cercanos y peligrosos que son los de tipo Atenas (o Atón). En la figura podemos ver las órbitas de estos asteroides:

 Órbitas de los NEAs-figura del autor.

Veamos cada tipo con detenimiento:

  • Asteroides Amor: tiene su radio orbital medio entre las órbitas de la Tierra y Marte, con un perihelio de entre 1.017 y 1,3 UA de la Tierra, y con un afelio muy grande ya que son órbitas excéntricas. Estos a menudo cruzan la órbita de Marte e incluso de Júpiter, pero no llegan cruzan la órbita de la Tierra, a no ser que por alguna perturbación sufrieran algún cambio en su órbita y llegaran a cruzar la órbita terrestre. Pero es muy inusual en esta familia de asteroides. Su nombre es debido al descubrimiento del asteroide (1221)Amor por el astrónomo Eugène Joseph Delporte desde el observatorio de Uccle (Bélgica), el 12 de marzo de 1932. Es un conjunto de asteroides muy disperso con lo que a su vez se dividen en cuatro subgrupos: Amor I, II, III y IV. Los del grupo I tienen su semieje mayor entre la Tierra y Marte, es decir entre 1UA y 1,532UA, se les considera parte del cinturón de asteroides Tierra-Marte. El grupo II se encuentra entre 1,532 UA y 2,12 UA que es la zona interior del CP. El grupo Amor III llega desde los 2,12 UA hasta el extremo exterior del CP (unos 3,57UA), este es el grupo más poblado de los asteroides Amor. Finalmente el grupo IV tiene semieje mayor de 3,57 UA, es decir mayor que el extremo superior del Cinturón Principal de asteroides, es el menos poblado y además poseen gran excentricidad entre 0,6 y 0,75.
  • Asteroides Apolo. Su órbita discurre por el exterior de la órbita de la Tierra, pero debido a que su perihelio es inferior a 1UA pueden cruzar la órbita de nuestro planeta. Su nombre proviene del asteroide (1862) Apolo descubierto por el astrónomo Karl Reinmuth en 1932. Se han descubierto cientos de estos asteroides, de decenas de Km. algunos de ellos como por ejemplo (1866) Sísifo de aproximadamente 10 km.
  • Asteroides Atenas (Atón). Son los más peligrosos para la Tierra. Tienen un semieje  menor de 1UA, pero tienen órbitas muy excéntricas, por tanto estos no tienen por qué estar dentro de la órbita de la Tierra, de hecho la mayoría tienen un afelio de más un 1UA y cruzan la órbita de la Tierra. Son complicados de descubrir por su cercanía al Sol y por tanto muy peligrosos, reciben el nombre del asteroide (2062) Atón un asteroide rocoso de 1km descubierto en 1976 por E.F.Helin. A los asteroides Atenas más peligrosos para la Tierra por su órbita y tamaño se les denomina PHA (asteroide potencialmente peligroso). Se les considera así cuando su distancia mínima de intersección con la órbita terrestre es de 0,05UA, y que además tengan una magnitud de brillo absoluta de 22.0 o más brillante.

Cuando hablamos de magnitud absoluta de asteroides nos referimos a la magnitud que un observador observaría si el asteroide estuviera a una distancia de 1UA del Sol y con ángulo de fase cero (ángulo entre el Sol y la Tierra visto desde el centro de la Tierra).

A partir de la magnitud y del albedo del asteroide se puede dar un rango de tamaños para este. Ya que el albedo no se conoce exactamente se toma por definición un albedo estándar de entre 0.25 a 0.05. A partir de ahí se obtiene para cada magnitud una tabla de rangos aproximados de diámetros de asteroides. Como podemos ver en la siguiente tabla  a modo de ejemplo.

 Magnitudes absoluta (H) de Asteroides y su relación con su tamaño, se puede observar como a mayor magnitud menor diámetro.

-Dentro de los asteroides Atenas hay un subgrupo de asteroides llamados asteroides Apohele (IEOs – Inner Earth objets) que tienen la particularidad de tener un perihelio y un afelio menor que 1UA, es decir están en órbitas interiores a la órbita de la Tierra y por tanto no interceptan la órbita nuestro planeta.

Debido a la alta peligrosidad de estos grupos de asteroides se han elaborado diversos programas de seguimiento y de búsqueda de NEAs, ya que un posible impacto con un asteroide podría llegar a provocar desde una gran catástrofe hasta una gran extinción.

NASA en colaboración con la fuerza aérea de EEUU tiene varios programas de seguimiento de objetos cercanos a la Tierra, entre ellos el programa NEAT (Near Object Earth program). Este programa usó para este propósito, desde 1995 hasta el año 2000, el telescopio GEODSS (seguimiento de satélites), que es utilizado normalmente por personal de la fuerza aérea. Está ubicado en Haleakala (Hawái) y utiliza una cámara CCD de 4096×4096 píxeles y un campo de visión de 1.2×1.6 grados  para seguimiento y búsqueda de objetos cercanos a la Tierra.  A partir del año 2000 se utilizó el telescopio AMOS de 1,2 m que es más operativo pues se puede usar más noches al año. En 2001 se unió a la búsqueda el telescopio Schmidt de Monte Palomar (California) que tiene tres cámaras CCD de las mismas características que el GEODSS.  El programa NEAT básicamente observa la misma parte del cielo tres veces en un intervalo de una hora, se transmiten automáticamente los datos para la búsqueda de objetos en movimiento por comparación con las tres imágenes.

Otro proyecto que opera junto a NEAT es el proyecto LINEAL del laboratorio Lincolm del MIT financiado por la NASA y la fuerza aérea de EEUU. Utiliza la tecnología para seguimiento de satélites usándola para la búsqueda y seguimiento de objetos menores.  Utiliza los telescopios GTS-2 de diseño idéntico a los GEODSS de vigilancia de satélites. Los laboratorios están en los terrenos del White Sands Missile Range de la fuerza aérea en Socorro (Nuevo México). Aproximadamente el 50% de los asteroides conocidos en el sistema solar han sido descubiertos por el programa LINEAR.

Captura
Telescopio GT-2 (Nuevo México), cortesía NASA

A parte de los organismos internacionales que tienen muchos recursos para la investigación, hay otros organismos con menos recursos pero que también aportan su granito de arena a la búsqueda de estos objetos tan peligrosos. Se trata de las asociaciones de aficionados a la astronomía. Asociaciones como SOMYCE (Sociedad de observadores de meteoros y cometas) en España o IMO (International Meteors organizartion) en Bélgica, se dedican al estudio de la materia interplanetaria. SOMYCE con casi 25 años de funcionamiento ha aportado con multitud de observaciones de aficionados una catalogación muy exacta de multitud de lluvias menores de meteoros. Han habido campañas de seguimiento de asteroides y de cometas, y ha sido una de las más importantes en el mundo en el registro de datos de meteoros. IMO por su parte es una asociación internacional que se dedica a tutelar todas estas observaciones de aficionados. Con su supervisación se da un carácter cientifico a los reportes de datos indicando en todo momento al aficionado cómo tomar los datos con el máximo rigor.

A parte de estas asociaciones existen muchas más dedicadas al mismo tema y desarrollando un trabajo semiprofesional muy útil.  La tecnología en telescopios ha avanzado mucho y cada vez podemos encontrar en el mercado telescopios más profesionales y con un rendimiento óptimo. Este hecho es utilizado mucho por aficionados particulares que noche tras noche buscan en el cielo un posible NEA.   Unos aficionados a la astronomía descubrieron el 28 de septiembre de 2011 un NEA mediante el programa TOTAS (seguimiento de asteroides) de la ESA mediante la estación de óptica Terrestre que poseen en el Teide (Canarias), concretamente el asteroide 2011 SF108. Fue gracias a un programa de Crowdsourcing (subcontratación voluntaria) patrocinado por al SSA (programa de conocimiento situacional del espacio de la ESA). El equipo estuvo formado por 20 voluntarios. Las imágenes tomadas por los aficionados  desde la estación de óptica Terrestre  fueron distribuidas entre todos ellos para su revisión. En esta ocasión, el descubrimiento del NEA recayó en Rainer Karcht, un maestro jubilado alemán.

Por tanto los aficionados a la astronomía también juegan un papel muy importante en el seguimiento de estos objetos tan peligrosos para la Tierra. Cuantos más ojos observando el cielo mejor.

[1]huecos de Kirkwood: fueron observados por el astrónomo estadounidense Daniel Kirkwood en 1857, que fue también el primero en explicar correctamente su origen en las resonancias orbitales con Júpiter.

Anuncios

La misión Gaia detecta cientos de asteroides desconocidos

La sonda espacial Gaia fue lanzada en diciembre de 2013, entre sus retos científicos está el cartografiado del 1% de la vía láctea con una precisión sin precedentes, estudios de evolución estelar, evolución de la estructura de la galaxia, estructura del grupo local, detección de planetas extrasolares y cuerpos pequeños del sistema solar, así como aplicaciones de física fundamental y relatividad. La misión Gaia traza la galaxia escaneando repetidamente todo el cielo. Esta observando más de mil millones de estrellas para estudiar cómo su posición y brillo cambian con el tiempo.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Las estrellas están tan lejos de nuestro planeta que sus movimientos entre imágenes son muy pequeños, de ahí que Gaia tenga que medir sus posiciones con tanta precisión para notar una diferencia significativa. Sin embargo, a veces Gaia detecta fuentes de luz tenues que se mueven considerablemente de una imagen de una determinada región del cielo a la siguiente, o incluso solo se ven en una sola imagen antes de desaparecer. Para moverse tan rápido por el campo de visión de Gaia, estos objetos deben ubicarse mucho más cerca de la Tierra, Gaia está observando en ese caso pequeños asteroides

Vista animada de 14 099 asteroides en nuestro Sistema Solar, tal como la ve el satélite Gaia de la ESA utilizando información de la segunda publicación de datos de la misión. También se muestran las órbitas de los 200 asteroides más brillantes. Créditos: ESA, 2010 MPS para OSIRIS Team MPS / UPD / LAM / IAA / RSSD / INTA / UPM / DASP / IDA


⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Al comparar las posiciones de estos objetos con los catálogos de cuerpos conocidos del Sistema Solar, muchos de estos objetos resultan ser asteroides conocidos. Sin embargo cientos se identifican como detecciones potencialmente nuevas y luego son seguidos por los astrónomos través de la Red de Seguimiento Gaia para Objetos del Sistema Solar.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Se utilizan datos de Gaia para determinar las trayectorias y las propiedades físicas de los asteroides con mayor precisión. También proporciona los espectros de los asteroides y permite una caracterización completa del cinturón de asteroides. La combinación de información dinámica y física que está recolectando Gaia brinda una enorme oportunidad para mejorar nuestra comprensión del origen y la evolución del Sistema Solar.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Esto nos está ayudando a actualizar los modelos de población de asteroides y a profundizar nuestra comprensión de cómo se desarrollan las órbitas de estos objetos, por ejemplo, midiendo los pequeños efectos dinámicos que juegan un papel clave en empujar pequeños asteroides hacia órbitas que podrían verlos colisionar con la Tierra, cosa que sería tremendamente peligrosa y esta misión puede encontrar asteroides potencialmente peligrosos para la vida en nuestro planeta.

Anuncios

Otros grandes logros de la misión Gaia:

Recientemente realizó el movimiento de dos millones de estrellas, en una combinación de imágenes sin precedentes. Sí pudiéramos acelerar el tiempo y ver las formas que hacen las estrellas en el cielo veríamos que se van moviendo en el firmamento, estos movimientos no son perceptibles para la vida media de una persona pero sí se podría apreciar sí pudiéramos ver el cielo en unos miles o millones de años. Las estrellas tienen un movimiento propio pero están tan lejos que no podemos apreciar ese movimiento, tan solo en estrellas muy cercanas como la estrella de Barnard lo podríamos comprobar a lo largo de un año de observaciones.

La Agencia Europea del Espacio combinando los datos de posición para dos millones de estrellas obtenidos durante años por la misión ya desaparecida Hipparcos y  datos obtenidos actualmente por la espectacular misión Gaia, se ha podido simular el movimientos de dos millones de estrellas.

Créditos del vídeo: ESA/Gaia/DPAC

Como se muestra en el vídeo, muchas estrellas hacen solamente pequeños movimientos, pero algunas estrellas, típicamente los que están cerca, se pasean totalmente por el cielo, con lo que las constelaciones cambiaran totalmente sus formas en el firmamento.

Para más información:

Misión Gaia


⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Misión Lucy: viaje para explorar los asteroides troyanos

Actualmente la NASA tiene en desarrollo una misión que será lanzada en 2021 para estudiar los asteroides cercanos al planeta Júpiter. Estos son los llamados asteroides Troyanos de Júpiter, la misión se llama Lucy.

Lucy será la primera misión espacial en explorar los asteroides troyanos. Se trata de una población de cuerpos pequeños que quedaron atrapados en los llamados puntos de Lagrange tras de la formación del sistema solar. Conducen o siguen a Júpiter en su órbita alrededor del Sol, y pueden contarnos mucho sobre los orígenes de los materiales orgánicos en la Tierra.

Lucy volará y llevará a cabo la teledetección en seis asteroides troyanos diferentes y estudiará la geología de la superficie, el color y la composición, el interior de los asteroides, y observará los satélites y los anillos de los troyanos. La misión nos ayudará a descubrir los secretos de la historia de nuestro sistema solar

Más sobre la misión Lucy: https://www.nasa.gov/lucy

¿Qué son los asteroides troyanos de Júpiter?

Un asteroide troyano es aquel que comparte su órbita con un planeta o luna más grande, orbitando entorno a los puntos de lagrange estables L4 y L5 como ya vimos en la entrada dedicada a los puntos de Lagrange.

Captura

El término ‘asteroide troyano’ fue acuñado cuando se decidió nombrar a todos los asteroides descubiertos en los puntos de Júpiter L4 y L5 como los guerreros de la guerra de Troya, (punto L4) griegos y (punto L5) troyanos, respectivamente.

En la actualidad se conocen cientos de estos asteroides, siendo los más grandes el asteroide troyano (588)Aquiles, de 137km de diámetro, y el asteroide griego  (624)Héctor de 300 km. El primer asteroide que se descubrió en un punto de Lagrange fue (588)Aquiles en 1906 por Max Wolf, con su observación se confirmó la existencia de los puntos de Lagrange. A partir de ahí fueron cientos los cuerpos encontrados en esas zonas estables, estos objetos siguen órbitas entorno a L4 y  L5 de periodos de unos 150 años.

Investigaciones de los astrofísicos David C. Jewit,Chadwick y A. Trujillo (InstituteforAstronomy, UniversityofHawaii) año 2000, han demostrado que estas órbitas se desestabilizan debido a colisiones entre asteroides y al caos dinámico de la población de asteroides. Pero el origen de los troyanos es objeto de muchas conjeturas, las hipótesis más aceptadas en la actualidad son la captura por parte de Júpiter de planetesimales en la etapa temprana de la nebulosas solar. Estos se estabilizaron en torno a los puntos L4 y L5 de Júpiter debido a la masa creciente del planeta en sus ultimas etapas de crecimiento. Se produjo una disminución de colisiones de planetesimasles, y seguidamente hubo una captura de fragmentos de asteroides, provenientes seguramente de lo que hoy es el cinturón principal de asteroides.

Muchos de estos se formaron cerca de Júpiter, con lo que las temperaturas en su formación eran extremadamente bajas llevando este hecho  a la hipótesis de que el núcleo de estos asteroides puede ser de hielo, equivalente a lo que sería un núcleo cometario. Los asteroides troyanos tienen un albedo muy bajo, aproximadamente del 4% (0.04), lo que sugiere una superficie de carbonizada, es decir muy oscura.