Archivo de la etiqueta: Cas A

el remanente de supernova más joven conocido de la galaxia

Unas impresionantes y brillantes serpentinas gaseosas de color rojo, blanco y azul, así como tonalidades verde y rosa, iluminan los cielos como fuegos artificiales en el espacio cósmico, dejando una imagen maravillosa en el espacio. Estas coloridas serpentinas de diversos colores fueron creadas por la explosión en forma de supernova de una estrella enorme.

Créditos: NASA/ESA, the Hubble Heritage Team (STScI/AURA) 

La luz de la estrella en explosión llegó a la Tierra hace 320 años. Los restos triturados de la estrella se llaman Cassiopeia A, o ‘Cas A‘ para abreviar.

Cas A es el remanente de supernova más joven conocido en nuestra galaxia, la Vía Láctea y la podemos encontrar a unos 10.000 años luz de distancia en la constelación de Casiopea, por lo que la estrella explotó 10.000 años antes de que la luz llegara a la Tierra a fines del siglo XVII.

Otras explosiones de supernova en la galaxia:

Una explosión de supernova es uno de los eventos más violentos del Universo que llega a eclipsar el brillo de una Galaxia. La explosión de la una supernova libera gran cantidad de energía y luz en el medio interestelar. Una supernova también libera radiaciones de alta energía, los rayos gamma, que pueden ser muy perjudiciales para cualquier planeta cercano a esa explosión. El brillo de la explosión puede apreciarse durante mucho tiempo, y a lo largo de la historia de nuestro planeta hemos podido apreciar unas cuantas explosiones.
SUPERNOVAS VISTAS DESDE LA TIERRA: Las supernovas producidas en nuestra galaxia fueron observadas en el pasado por astrónomos chinos, europeos y árabes. Hay registros muy precisos de astrónomos chinos, en los que relatan la observación de una supernova en el año 185 dC, la que hoy conocemos como SN 185 (SN significa supernova y 185 es el año de la explosión). En 1006, los chinos y astrónomos árabes observaron una supernova muy brillante la llamada SN 1006. En el año 1054, se observó otra supernova  esta vez de enorme brillo que pudo verse durante el día durante muchos meses. Se trataba de la llamada SN 1054, conocida como la Nebulosa del Cangrejo. Las dos últimas supernovas observadas en nuestra galaxia fueron observadas por astrónomos europeos en 1572 y 1604, se trataba de SN 1572 y SN 1604, estas supernovas pudieron apreciarse a simple vista. SN 1572 fue observada por el Tycho Brahe en la constelación de Casiopea y SN 1604 fue observada por el gran físico Johannes Kepler.

nebulosadelCangrejo_NASA

                              Nebulosa del Cangrejo (Imagen NASA)

Observar una supernova es el gran sueño de un astrónomo, es un evento espectacular pero sí ocurriera en alguna estrella cercana podría ser muy dañino para la vida en la Tierra. Esperemos que la próxima pueda verse pero a muchos miles de años luz de la Tierra.