Archivo de la etiqueta: estrellas fugaces

Lluvias de estrellas fugaces en 2022

En 2022 tenemos varias lluvias periódicas de estrellas fugaces, algunas muy importantes y conocidas y otras no tanto, para ello hemos confeccionado este pequeño calendario para las lluvias más importantes, así como un pequeño resumen de lo que nos espera en 2022.

  • La Luna nueva no será una molestia para las Cuadrántidas (radiante en la constelación de Boyero) cuyo máximo será sobre el 3 de enero y la actividad irá bajando hasta el 16 de enero, se esperan entorno a los 120 meteoros/hora en el día del máximo (puede variar de 60 a 200 siempre en condiciones ideales). El horario del máximo será favorable para Asia del Este, mientras que América y Europa deberían detectar el aumento de la actividad durante la noche anterior. 
  • Las Eta Acuáridas de mayo, que se observa con mayor facilidad desde el hemisferio sur. Se espera su máxima actividad entre el 4 y 5 de mayo, se observa mejor para los observadores del hemisferio norte antes del crepúsculo de la mañana. En esa noche, la luna estará un 15% llena.
  • Las famosas y maravillosas Perseidas de agosto estarán poco favorecidas por la Luna que estará en fase llena. Se esperan unos 110 meteoros/hora, es una lluvia espectacular y en verano aun más pues nos invita a tomas el fresco y disfrutas del espectaculo, aunque este año mermada por la presencia de la Luna no es mala ocasión para mirar las estrellas.
  • La luna casi llena de dificultará la observación de las bellísimas y espectaculares Gemínidas, el máximo se producirá la noche del 13 al 14 de diciembre y se esperan entorno a los 150 meteoros/hora. El momento del pico será favorable para los observadores de EEUU.

CALENDARIO DE LAS LLUVIAS MÁS IMPORTANTES:

Lluvias de estrellas fugaces en 2022

Los aficionados a la astronomía hacen un papel muy importante en el reporte de observaciones de estrellas fugaces, sus observaciones pueden ser utilizadas para estudiar las diversas lluvias de meteoros, podéis contribuir con vuestras observaciones enviándolas a SOMYCE (Sociedad de observadores de meteoros y Cometas), o a IMO (International meteor organization).

Fases lunares para 2022.
Luna Nueva Cuarto creciente Luna Llena Cuarto Menguante
2 de enero 9 de enero 18 de enero 25 de enero
1 de febrero 8 de febrero 16 de febrero 23 de febrero
2 de marzo 10 de marzo 18 de marzo 25 de marzo
1 de abril 9 de abril 16 de abril 23 de abril
30 de abril 9 de mayo 16 de mayo 22 de mayo
30 de mayo 7 de junio 14 de junio 21 de junio
29 de junio 7 de julio 13 de julio 20 de julio
28 de julio 5 de agosto 12 de agosto 19 de agosto
27 de agosto 3 de septiembre 10 de septiembre 17 de septiembre
25 de septiembre 3 de octubre 9 de octubre 17 de octubre
25 de octubre 1 de noviembre 8 de noviembre 16 de noviembre
23 de noviembre 30 de noviembre 8 de diciembre 16 de diciembre
23 de diciembre 30 de diciembre

CALENDARIO DE TODAS LAS LLUVIAS:

Fuente: https://www.imo.net/files/meteor-shower/cal2022.pdf

Os recomendamos nuestro primer libro de Astronomía: Curiosidades Astronómicas. donde hablamos también entre otros muchos temas de las estrellas fugaces y de los cometas.

Anuncios

Los objetos astronómicos más increíbles en una noche con miles de estrellas

El firmamento estrellado es enorme, gigantesco, miles de estrellas nos rodean por doquier, con todo tipo de colores, tamaños y todas ellas a distancias increíbles. Las estrellas que vemos en una noches estrellada son estrellas de nuestra galaxia, la Vía Láctea, una galaxia enorme con casi 300.000 millones de estrellas, y solo es una de las cientos de miles de millones que nos rodean en la vecindad galáctica. Nuestro universo observable es enorme y en este hay incontables galaxias con sus respectivas estrellas, planetas, nebulosas… miles de millones de mundos rodeando nuestro planeta, nuestro mundo.

En una noche con miles de estrellas nos perdemos entre tantos puntos brillantes que se reparten en todas las direcciones del cielo, por ello los astrónomos agrupamos a las estrellas en constelaciones, que no son más que agrupaciones de estrellas que no tienen nada que ver entre ellas astronómicamente hablando, ya que cada una es de un tipo y están a diferentes distancias, pero sin embargo en su proyección en la esfera celeste dibujan alguna forma que nos recuerda a alguna cosa. Cuando las agrupamos en constelaciones ya no nos perdemos en el espacio.

Constelaciones, Créditos: Stellarium

A simple vista en un lugar sin nada de contaminación lumínica podemos llegar a ver 20.000 estrellas a simple vista, incluso alguna galaxia, bueno realmente podemos ver en el hemisferio sur de la Tierra a las nubes de Magallanes y en el hemisferio norte la galaxia de andrómeda, esta última como una tenue pequeña nebulosidad en la constelación de Andrómeda.

También si nos fijamos en las estrellas podemos ver que tienen diferentes colores, los colores dependen de su temperatura, así una estrella roja es más fría que una azul por ejemplo, con lo que a simple vista podemos saber qué estrella es más fría que otra… ¿no es eso maravilloso?

Otros fenómenos increíbles que podemos ver en un cielo estrellado son las estrellas fugaces, también llamadas meteoros, no son más que milimétricos trocitos de asteroides o cometas que cuando son interceptados por la tierra la atmósfera los fulmina creando un destello de color que es la desintegración del meteoroide. Algunas lluvias famosas son las Perseidas de agosto o las Gemínidas de diciembre, con decenas de meteoros por hora en los momentos de máxima actividad.

Photo by Rakicevic Nenad on Pexels.com

Observar el cielo estrellado es maravilloso y siempre nos sorprenderá, no dejéis de observar las estrellas…

Os recomiendo mi primer libro de astronomía:

Curiosidades astronómicas

Una preciosa lluvia de estrellas fugaces en abril: Las Líridas

En el mes de abril de 2021 entre las fechas del 16 al 30 tenemos una lluvia muy interesante de meteoros, las Líridas, con el punto radiante en la bella constelación de Lyra.

Photo by Aleksandar Pasaric on Pexels.com

Son bonitos meteoros de velocidad media (45 km/s) y con aparición de algún bólido (meteoro muy brillante). El cuerpo menor del que provienen estas estrellas fugaces es el cometa Thatcher (C/1861 G1), con lo que estaremos viendo restos de un cometaLa máxima actividad de esta lluvia sólo suele durar unas pocas horas, con una THZ (meteoros hora en condiciones ideales) de 18 meteoros por hora. El máximo ocurrirá la noche del 21 de abril al 22 de abril, con la presencia de la Luna.

Punto radiante de las Líridas

El variable nivel de actividad meteórica (en 1982 se alcanzaron los 90 meteoros por hora) hace que las Líridas sean una de las lluvias más interesantes de observar por estas fechas por sí aparecieran repuntes de actividad. Las observaciones las podremos hacer a partir de las 23h (hora local en España) con una altura aceptable del radiante. Estos meteoros se ven mejor desde el hemisferio norte, donde el radiante está muy alto en el cielo al amanecer.

Hay que observar siempre en dirección alejada del punto donde parecen partir los meteoros (radiante), ya que si miramos todo el tiempo a ese punto tan solo veremos meteoros puntuales o de trazo muy corto. Por tanto es conveniente observar hacia los lados del radiante o al  lado opuesto. Sí el radiante está muy alto (cerca del cenit) observaremos meteoros por todas partes, y siempre alejados de la contaminación lumínica.

Para observar estrellas fugaces no hace falta telescopio, a simple vista se puede hacer. Se puede realizar ciencia a simple vista. Por ejemplo apuntando sus colores (sabremos su composición), su velocidad aproximada, su brillo (en comparación con otras estrellas), sí deja estela, su altura, etc. Todos estos datos nos pueden decir mucho del meteoroide y de su procedencia.

No dejéis de observar el cielo, ya que estos pequeños trocitos que vemos iluminados en el cielo, son restos de cometas, asteroides o restos de algún planeta, que tras miles de años interaccionan con la Tierra y los podemos observar,  por tanto cuando vemos una estrella fugaz estamos observando un momento fugaz de la historia de nuestro Sistema Solar.

Más información:

Estrellas fugaces ¿Qué son?

SOMYCE, Sociedad de Observadores de meteoros y cometas de España.

La mayor lluvia de meteoros de todos los tiempos

El 13 de noviembre de 1833, los ciudadanos de nuestro planeta pudieron observar uno de los más bellos espectaculos astronómicos de todos los tiempos, un momento extraordinario que pasó a la historia: la tormenta de estrellas fugaces de las Leónidas.

Las Leónidas provienen del cometa 55P/Tempel-Tuttle con un periodo orbital alrededor del Sol de 33 años, actualmente tienen su periodo de actividad entre el 6 y el 30 de noviembre. Con el momento de máxima actividad a mediados de mes de noviembre con unos 15 a 20 meteoros por hora.

Punto radiante de las Leónidas en la constelación de Leo. Créditos: Stellarium

Cada 33 años produce un aumento de la actividad meteórica, llegando en algunos casos auténticas tormentas de estrellas fugaces con miles de meteoros a la hora. La más importante fue la del 13 de noviembre de 1833.

Ilustración de 1889 de Adolf Vollmy sobre las Leónidas de 1833.

Se estima que la lluvia de 1833 presentó un tasa impresionante de unos 100.000 meteoros por hora. Este fenómeno tuvo un profundo efecto sobre todas las personas que lo presenciaron y, por haber ocurrido antes de la existencia de la iluminación eléctrica de las calles, el efecto psicológico fue aumentado con creces. Muchas personas creyeron que era el fin del mundo, con el cielo derrumbando sobre la Tierra y algunas llegaron a quedarse postradas en el suelo con las manos levantadas, suplicando a Dios para salvar el mundo y a ellas… Pocos supieron en ese momento que se trataba de un fenómeno meteórico. Dejamos algunos testimonios de la época:

“… También fue el año de ese extraño fenómeno cuando los cielos parecían a punto de separarse de su tren estrellado.  Fui testigo de este magnífico espectáculo y quedé asombrado.  El aire parecía lleno de brillantes mensajeros descendentes del cielo.  Era sobre el amanecer cuando vi esta escena sublime … «

La vida y los tiempos de Frederick Douglass por Frederick Douglass.

«El mundo ahora está llegando a su fin, porque las estrellas están cayendo»

Un granjero del condado de Morgan

“Había innumerables meteoritos en los cielos, todos aparentemente emanados de un foco directamente en lo alto de cada punto de la brújula, de varios tamaños y grados de brillo, ocasionados probablemente por sus diferentes distancias. »  

Un residente de la Isla de Butler, cerca de Darien, Georgia
Imagen de una ilustración en madera de la lluvia de la Leónidas sobre las Cataratas del Niágara.  Un testigo del fenómeno lo describió así: «Ningún hombre había visto nunca un espectáculo tan terriblemente grandioso y sublime como el del firmamento que desciende en torrentes de fuego sobre la catarata oscura y rugiente».

Esta impresionante lluvia se vio muy bien en la zona Este de los Estados Unidos, de echo la mayoría de los testimonios son de personas de ese país, ocurrió sobre las nueve de la noche con noches sin contaminación lumínica con lo que debió de ser un espectaculo inolvidable, aterrador para algunos y maravilloso para otros como se puede comprobar con esos testimonios.

La lluvia ha sido muy observada desde esa época, sobretodo cuando pasan 33 años y el cometa repuebla toda su órbita de meteoroides dando lugar a los años siguientes repuntes de actividad, no tan alta como la de 1833 pero con aumentos considerables de la actividad meteórica.

Hubo otro aumento espectacular de actividad el 17 de noviembre de 1966 en el que algunos observadores llegaron a ver entorno a los 10 a 20 meteoros por segundo!.

Fotografía de la Leónidas de 1966. Créditos: A. Scott

Y la última gran tormenta fue en el año 1999, y varios picos muy altos en 2000 y 2001, de la tormenta de 1999 fui testigo:

«Era una noche no muy fría de noviembre, sobre las doce de la noche acompañé a mi padre al campo porque teníamos que ir a abrir el agua para regar los campos de naranjas que teníamos en esa época, yo sabía que el máximo de la lluvia estaba próximo pero no me percaté de observar esa lluvia. Nada más llegar observé un cielo con miles de estrellas y nos pusimos a abrir el riego, (en esa época aun no estaba muy extendido el famosos riego por goteo y nos teníamos que esperar a que se inundara el campo, con lo que teníamos mínimo dos horas bajo las estrellas), cuando alcé la mirada al cielo vi una actividad alta de estrellas fugaces, pero dentro de los normal para las leónidas, pero de repente empezaron a aparecer decenas de estrellas fugaces por todos los lados, de todo tipo de trazo y brillo y todas partían de la constelación de Leo, estaba viendo una tormenta de meteoros !! la palabra alucinado no es la correcta, la palabra correcta es maravillado. Fue como un castillo silencioso de fuegos artificiales, cantando del orden de los 40 meteoros por minuto, no hay palabras para describir tan bello espectaculo»

Ahora toca esperar al año 2028 o al año 2034 según los autores que consultes, lo seguro es que a finales de esta década o inicios de la siguiente puede que haya otra tormenta de meteoros muy intensa. Para que esto ocurra la Tierra debe pasar por los filamentos más densos que deja el cometa tras de sí, lo único que puede ocurrir es que la órbita del cometa se vea afectada por interacciones con el planeta Júpiter que va variando la órbita del cometa alejándonos los grandes picos, pero habrá que estar esperanzados de poder volver a observar un espectaculo tan grandioso como el del año 1833.

Os recomendamos nuestro primer libro de Astronomía: Curiosidades Astronómicas.

Anuncios

Únete a 920 seguidores más

Para saber más:

Líridas 2020, las estrellas fugaces de abril

En el mes de abril entre el 16 y el 30 tenemos una lluvia muy interesante de meteoros, las Líridas, con el punto radiante en la bella constelación de Lyra.

Photo by Aleksandar Pasaric on Pexels.com

Son bonitos meteoros de velocidad media (45 km/s) y con aparición de algún bólido (meteoro muy brillante). El cuerpo menor del que provienen estas estrellas fugaces es el cometa Thatcher (C/1861 G1), con lo que estaremos viendo restos de un cometaLa máxima actividad de esta lluvia sólo suele durar unas pocas horas, con una THZ (meteoros hora en condiciones ideales) de 18 meteoros por hora. El máximo ocurrirá la noche del 21 de abril al 22 de abril, sin presencia de la Luna con lo que será una buena noche para observar esta lluvia.

El variable nivel de actividad meteórica (en 1982 se alcanzaron los 90 meteoros por hora) hace que las Líridas sean una de las lluvias más interesantes de observar por estas fechas por sí aparecieran repuntes de actividad. Las observaciones las podremos hacer a partir de las 23h (hora local en España) con una altura aceptable del radiante. Estos meteoros se ven mejor desde el hemisferio norte, donde el radiante está muy alto en el cielo al amanecer.

líridas estrellas fugaces
Punto radiante de las Liridas la noche del 21 al 22 de abril, el radiante está muy cerca de la estrella Vega.

Hay que observar siempre en dirección alejada del punto donde parecen partir los meteoros (radiante), ya que si miramos todo el tiempo a ese punto tan solo veremos meteoros puntuales o de trazo muy corto. Por tanto es conveniente observar hacia los lados del radiante o al  lado opuesto. Sí el radiante está muy alto (cerca del cenit) observaremos meteoros por todas partes, y siempre alejados de la contaminación lumínica.

Para observar estrellas fugaces no hace falta telescopio, a simple vista se puede hacer. Se puede realizar ciencia a simple vista. Por ejemplo apuntando sus colores (sabremos su composición), su velocidad aproximada, su brillo (en comparación con otras estrellas), sí deja estela, su altura, etc. Todos estos datos nos pueden decir mucho del meteoroide y de su procedencia.

No dejéis de observar el cielo, ya que estos pequeños trocitos que vemos iluminados en el cielo, son restos de cometas, asteroides o restos de algún planeta, que tras miles de años interaccionan con la Tierra y los podemos observar,  por tanto cuando vemos una estrella fugaz estamos observando un momento fugaz de la historia de nuestro Sistema Solar.

Más información:

Estrellas fugaces ¿Qué son?

SOMYCE, Sociedad de Observadores de meteoros y cometas de España.

Photo by Jeff Nissen on Pexels.com