Archivo de la etiqueta: Próxima b

Detectada una extraña señal desde la estrella Próxima Centauri

Astrónomos del proyecto Breakthrough Listen han detectado emisiones de radio cerca de la estrella enana roja Próxima Centauri, que es el sistema estelar más cercano a nuestro planeta, a solamente 4.2 años luz de distancia y que tiene dos planetas, uno de ellos bastante propicio para el desarrollo de vida. Ese exoplaneta se denomina Próxima b, este es un poco más masivo que la Tierra y orbita en la zona habitable alrededor de su estrella, donde la temperatura es adecuada para que exista agua líquida en su superficie. Aunque la señal aun no está claro que provenga de ahí como veremos más adelante.

Breakthrough Listen es el programa de investigación científica más grande de la historia cuyo objetivo es encontrar evidencia de civilizaciones más allá de la Tierra. El alcance y el poder de la búsqueda se encuentran en una escala sin precedentes. El programa incluye un estudio de las 1.000.000 de estrellas más cercanas a la Tierra. Escanea el centro de nuestra galaxia y todo el plano galáctico. Más allá de la Vía Láctea, escucha los mensajes de las 100 galaxias más cercanas a la nuestra.

Impresión artística del exoplaneta Próxima b, créditos: ESO / M. Kornmesser

La señal fue captada por el radiotelescopio Parkes de 64 metros en Sidney (Australia) que utilizan entre otros proyectos para una búsqueda exhaustiva de señales de posibles civilizaciones extraterrestres mediante radio, realizado por la Universidad de California en Berkeley.

Radiotelescopio Parkes, también llamado el «plato»

La señal detectada varia ligeramente en frecuencia, oscilando hacia arriba y hacia abajo con lo que no proviene de una antena de la Tierra. Eso la convierte en una señal no terrestre por definición, pero aún no lo certifica como tal, de hecho, podría ser una señal de telemetría de un satélite en órbita. El movimiento orbital de estos satélites hace que la frecuencia de sus transmisiones aumenten y disminuyan, hay más de 2700 satélites en funcionamiento alrededor de nuestro planeta con lo que de casualidad podría ser uno de ellos. Esa enorme avalancha de información proveniente del hardware de satélites que se encuentra a solo unos cientos de kilómetros de la superficie interfiere en gran parte en el espectro de radio que se suele detectar. 

Si no es una señal de satélite otra posibilidad es que la señal en realidad provenga de algo detrás de Próxima Centauri que, simplemente, se alinea con él. Esto sería muy interesante, ya que las señales de radio naturales (del tipo producido por los quásares o púlsares) no son de banda estrecha, es decir que no se limitan a un pequeño rango de frecuencias, y esta señal podría estarlo.

Otra opción más en esta lista es la posibilidad de que lo encontrado sean simplemente emisiones naturales de radio de un mundo que tiene un fuerte campo magnético tal vez hay un planeta gigante y con un enorme campo magnético orbitando a Próxima Centauri que aun no se ha detectado. Aunque estos mundos no dan una señal tan fuerte como la detectada es otra posibilidad.

Incluso y esto sería un poco triste la verdad siempre existe la posibilidad de que la señal realmente sea local, muy cercana como por el ejemplo ya pasó que un horno de microondas en la sala de descanso del radiotelescopio Parkes causó una considerable consternación hace cinco años, cuando produjo señales que sugerían que algo notable estaba sucediendo en el cosmos distante, cuando en realidad, era solo alguien calentando su pequeño y sabroso almuerzo.

Por tanto hay varias posibles explicaciones del origen de esta señal. Pero mientras sigamos sin saberlo con certeza, debemos seguir considerando viable la hipótesis extraterrestre; después de todo, cualquier detección de SETI será arriesgada cuando la detectemos por primera vez con lo que para estar seguros y aplicar el método científico correctamente esta señal la deberían de volver a detectar, tanto por este radiotelescopio como por otros, una vez conseguido esto podremos empezar a ilusionarnos con que hemos encontrado tal vez… señales de otro mundo.

Anuncios

Un planeta en la zona habitable de la estrella más cercana a la Tierra

Un grupo de astrónomos de ESO ha encontrado evidencias de la presencia de un planeta orbitando dentro de la llamada zona de habitabilidad en la estrella conocida más cercana a la Tierra, Próxima Centauri. Este planeta llamado Próxima b, orbita una estrella roja cada 11 días y tiene una temperatura que permitiría la existencia de agua líquida en su superficie. Es un planeta rocoso y un poco más masivo que la Tierra, y a 4,2 años luz nuestro planeta. Lo único que falta es encontrar vida en ese planeta.

PróximabCréditos ilustración: ESO

Pero qué significa que se encuentre en la zona de habitabilidad: 

La zona de habitabilidad (posibles zonas de desarrollo de vida) es la zona de un sistema planetario en la que el agua se puede mantener en estado líquido en la superficie de los planetas que se encuentren en esa zona, más cerca de la estrella el agua se evaporaría y más lejos de esa zona se congelaría. Esta zona depende de la masa de la estrella. Conforme aumenta la masa de la estrella la zona de habitabilidad es cada vez más lejana. En el caso del Sistema Solar la zona de habitabilidad comprende los planetas: Venus, la Tierra y Marte.

Se acostumbra a asumir que se trata de formas de vida basadas en el carbono y así se define un único criterio para la habitabilidad, que es la presencia de agua líquida. 

Es bueno para la vida que un planeta tenga una superficie con agua líquida, una atmósfera con CO2 y vapor de agua, así como tectónica de placas.

distanceStarZona de Habitabilidad alrededor de varios tipos de estrellas en función de la masa de la estrella y de la distancia. Crédito: Chester Herman.

Otras condiciones para la habitabilidad de un planeta:

-Una distancia orbital que lo sitúe en la zona habitable es una condición necesaria, pero no suficiente para que un planeta sea hospitalario para la vida. Ejemplo: Venus y Marte.

-Un factor que influye decisivamente en la habitabilidad es la masa del planeta. Debe ser lo suficientemente grande que su gravedad sea capaz de retener la atmósfera.

-Debe tener un campo magnético fuerte.

-Es necesario un 50% de la masa de la Tierra para que un planeta pueda sobrevivir a la fase activa de su estrella durante la juventud.

Una masa grande implica además que el campo magnético se preserve durante más tiempo y hace posible la presencia de una tectónica de placas activa. La propia masa de la estrella también es un elemento esencial para la habitabilidad de sus planetas.

-Hay otros factores que pueden influir en la habitabilidad pero que pueden no ser decisivos. Entre ellos están, por ejemplo, la existencia de una luna grande que estabilice el eje de rotación del planeta (y que cause mareas) o la existencia de un planeta gigante de tipo Júpiter en órbita circular que actúe como escudo frente al bombardeo de asteroides y cometas.

Captura

De todas formas puedo ocurrir que  los planetas no estén en la zona de habitabilidad y puede que en su interior se den los factores necesarios para la existencia de algún tipo de vida. Como es el caso de la luna de Saturno «Titán».

CapturaTitan, imagen de : NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/University of Idaho...

Bajo estos factores hay bastantes exoplanetas descubiertos que son potencialmente habitables, pero ninguno tan cercano como Próxima B.

Para saber más:

Planeta Próxima b: Anuncio ESO

Estrella Próxima centauri: http://simbad.u-strasbg.fr/simbad/sim-id?Ident=Proxima+Centauri

Catálogo Exoplanetas: http://phl.upr.edu/projects/habitable-exoplanets-catalog

cropped-universo_blog.jpg