estrellas fugaces

La mayor lluvia de meteoros de todos los tiempos

El 13 de noviembre de 1833 se pudo observar uno de los más bellos espectaculos astronómicos de todos los tiempos: la tormenta de estrellas fugaces de las Leónidas.