Pequeña guía para viajes a velocidades cercanas a la de la luz

Sí quisiéramos construir una nave que pudiera viajar a una velocidad cercana a la luz nos tendríamos que plantear una serie de preguntas, como por ejemplo: cómo sería esa nave o qué ocurriría con el tiempo y el espacio. De momento con la tecnología actual no podríamos hacerlo, pero sí podemos preguntarnos teóricamente que tendríamos que tener en cuenta cuando esa tecnología sea posible.

Photo by Matheus Bertelli on Pexels.com

Primero hay algunas cosas importantes que debemos saber acerca de acercarse a la velocidad de la luz. En primer lugar hay que saber cual es la velocidad a la que nos queremos acercar. Para ello vamos a definir lo el termino año luz.

Año luz: es la distancia que recorre la luz en el vacío en un año. Como la velocidad de la luz es de 299.792 km/s, y un año tiene 31536000 segundos (se considera el año juliano: 365.25 días), la luz recorre en un año: 9,46 × 10¹² km = 9 460 730 472 580,8 km a ese espectacular número lo llamamos un año luz.

anoluz
Definición de año luz

Para distancias en el sistema solar también podemos usar, aparte de la unidad astronómica, los segundos luz o minutos luz, así por ejemplo la distancia de la Tierra al Sol es de 8.31 minutos luz. Para distancias aun más lejanas sobretodo para estrella muy alejadas y galaxias se utiliza el Pársec, que equivale a 3.26 años luz, y para distancias mucho más lejanas el kilopársec o el megapársec.

  • Estrellas y galaxias, algunas distancias a modo de ejemplo:
  • Próxima Centauri: 4.24 años luz
  • Vega: 25.3 años luz
  • Deneb: 1425 años luz
  • Radio de nuestra galaxia: 50.000 años luz
  • M31 (Galaxia de Andrómeda): 2.5 millones de años luz
  • M101 (Galaxia del Molinete): 25 millones de años luz

En comparación con las enormes distancias anteriores como hemos visto los diversos componentes del Sistema Solar están a sólo unos minutos o pocas horas luz de distancia de la Tierra, como podéis ver en el espectacular gráfico de Theplanets.org.

FB_IMG_1493707303669

Las distancias en el espacio son enormes y es complicado darles un número con las unidades que usamos en el día a día en la Tierra, como son los metros o kilómetros, el espacio entre estrellas es de millones o billones de kilómetros, y entre galaxias aun mucho mayor con lo que tenemos que buscar unidades que nos simplifiquen los números y no nos sea engorroso utilizarlas.

Una vez sabemos la definición de año luz y sabemos el valor de la velocidad de la luz, nos planteamos que cosas raras pueden ocurrir cuando nos acercamos a esa velocidad. Primero, pueden suceder muchas cosas extrañas, como el tiempo y el espacio que se deforman.

Por ejemplo, si te mueves casi a la velocidad de la luz, según el reloj dentro de tu cohete, solo tardarás un poco más de la mitad del tiempo en llegar a tu destino en comparación con lo que diría un reloj en tu planeta. El resultado final es que tu tiempo se ha ralentizado en comparación con el la Tierra.

Además, debido a que se va tan rápido, lo que de otro modo serían solo unos pocos átomos de hidrógeno con los que nos encontraríamos en el espacio y chocarían con la nave a una velocidad normal, ahora al encontrarnos en nuestro viaje con tantos átomos estos se convertirían en muchas partículas peligrosas, por lo que probablemente nuestra hipotética nave debería tener escudos que eviten que se desintegre por el rozamiento a una velocidad enorme con el choque con esas partículas.

Otra cosa a tener en cuenta es la aceleración, no podemos de repente alcanzar la velocidad de la luz, hay que ir acelerando paulatinamente, así como cuando estemos llegando a nuestro destino tenemos que desacelerar, no se pude parar de golpe.

Si bien viajaríamos muy rápido, el universo también es un lugar muy grande, por lo que es posible que nos llevemos algunas sorpresas. Por ejemplo, a pesar de que estás viajando casi a la velocidad de la luz y, como recuerdas, la rareza del tiempo y el espacio harán que la distancia te parezca más corta, el reloj de tu cohete seguirá diciendo que tarda un poco más de nueve meses. solo para llegar de la Tierra al borde del sistema solar. Según un reloj de la Tierra, es incluso más largo, más de año y medio. 

Un viaje a la galaxia de Andrómeda, nuestra gran galaxia vecina más cercana podría llevar más de dos millones de años, y un viaje a la galaxia más lejana conocida podría tomar más de 15 mil millones de años. Con lo que os recomiendo de momento viajes cercanos a los confines del sistema solar o a estrellas cercanas que nos llevarían unos pocos años.

La NASA ha hecho un vídeo muy didáctico explicando estas cuestiones:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .