La sonda Solar Orbiter está dando grandes resultados en la observación del Sol

Los datos de Solar Orbiter han hecho posible calcular la región de origen del viento solar que golpea la nave espacial e identificar esta «huella» en las imágenes de detección remota. En un ejemplo estudiado en junio de 2020, la huella se ve en el borde de una región llamada «agujero coronal», donde el campo magnético del Sol llega al espacio, permitiendo que fluya el viento solar.

El campo magnético de un agujero coronal es diferente al del resto del Sol. En lugar de regresar a la superficie, estas líneas de campo magnético permanecen abiertas y se extienden hacia el espacio. Por el momento aún no sabemos dónde se vuelven a conectar. Estas líneas abiertas del campo magnético hacen que se forme un agujero coronal, donde el viento solar puede escapar a altas velocidades. Cuando un agujero coronal se coloca cerca del centro del disco solar que mira hacia la Tierra, estos gases calientes fluyen hacia la Tierra a una velocidad mayor que el viento solar regular y causan perturbaciones geomagnéticas en la Tierra con una mayor actividad auroral. Dependiendo del tamaño y la ubicación del agujero coronal en el disco, se puede esperar más o menos actividad auroral. Los agujeros coronales grandes a menudo dan como resultado un viento solar más rápido que los agujeros coronales más pequeños.

Los agujeros coronales pueden desarrollarse en cualquier momento y lugar del Sol. Los agujeros coronales en los polos solares son los más estables, especialmente en los años cercanos al mínimo solar, pero rara vez influyen en nuestro planeta. Solo si estos agujeros coronales crecen y se expanden hacia latitudes más bajas, a veces experimentamos el flujo de viento solar de alta velocidad que proviene de estos agujeros coronales polares. Estas extensiones hacia latitudes más bajas a veces pueden desconectarse del agujero coronal polar y convertirse en una estructura aislada por sí misma. Los agujeros coronales a menudo persisten durante semanas o meses y cambian de forma y tamaño a medida que pasa el tiempo. Los agujeros coronales también pueden desarrollarse de forma aislada de los agujeros coronales polares, lo cual es más común en los años inmediatamente anteriores y posteriores al mínimo solar.

Las primeras imágenes de la misión mostraron una multitud de lo que parecían ser pequeñas erupciones solares que estallaban en la superficie del Sol. Los científicos las llamaron fogatas porque aún no se conoce la energía exacta asociada con estos eventos. Sin la energía, aún no está claro si son el mismo fenómeno que otros eventos eruptivos de menor escala que han sido vistos por otras misiones. Lo que hace que todo sea tan tentador es que durante mucho tiempo se pensó que existían «nano-llamaradas» a pequeña escala en el Sol, pero nunca antes habíamos tenido los medios para ver eventos tan sumamente pequeños.

Esto es importante porque se teoriza que las nano-llamaradas son responsables de calentar la corona, la atmósfera exterior del Sol. El hecho de que la corona esté a aproximadamente un millón de grados centígrados mientras que la superficie tiene solo unos 5000 grados sigue siendo uno de los problemas más desconcertantes de la física solar actual. Investigar este misterio es uno de los objetivos científicos clave de Solar Orbiter.

Créditos: Solar Orbiter / EUI Team / ESA & NASA; CSL, IAS, MPS, PMOD / WRC, ROB, UCL / MSSL, LFO / IO; colegio Imperial

Durante la fase científica principal que sigue, la nave espacial se acercará a 42 millones de kilómetros a la superficie del Sol, que está más cerca que el planeta Mercurio. La nave espacial alcanzará su próximo perihelio a principios de 2021. Durante el primer acercamiento de la fase científica principal, a principios de 2022, se acercará a 48 millones de kilómetros.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Solar Orbiter abordará grandes preguntas en la ciencia del Sistema Solar para ayudarnos a comprender cómo nuestra estrella crea y controla la burbuja gigante de plasma que rodea todo el Sistema Solar e influye en los planetas dentro de él. Sus principales objetivos también son estudiar el Sol de cerca, tomar imágenes de alta resolución de los polos del Sol por primera vez y comprender la conexión Sol-Tierra.

Tenemos a nuestra disposición, para los más curiosos una herramienta interactiva llamada’ Dónde está el Orbitador Solar ‘ donde te permite explorar la trayectoria de la misión, incluidos los sobrevuelos de asistencia por gravedad y seguir la posición de la nave espacial todos los días de su viaje: https://solarorbiter.esac.esa.int/where/

Anuncios

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.