Métodos básicos para observar el Sol con un telescopio

El Sol, nuestra estrella, es un objeto alucinante observado con telescopios, pero hay que hacerlo con el material adecuado pues su observación puede ser muy peligrosa para la nuestros ojos si no se hace de forma adecuada. En esta entrada vamos a ver varios métodos sencillos para observarlo con seguridad.

Photo by samer daboul on Pexels.com

Un telescopio es un instrumento científico que se define como dispositivo óptico diseñado para recoger la mayor cantidad de luz posible procedente de objetos lejanos, y concentrarla en un espacio reducido para su observación y estudio. Por tanto la observación del Sol es peligrosa pues se concentra mucha luz en nuestro telescopio y observarla directamente puede ser fatal para nuestra vista. Os explicamos tres métodos sencillo para su observación.

  • Método de la proyección. Con este método se realiza la proyección de la imagen del Sol en una lámina blanca. Para ello necesitamos un telescopio preferentemente refractor y un ocular de baja gama (más que nada porque el sobrecalentamiento lo podría romper por dentro, y estos de baja gama tienen sistemas ópticos menos complejos en su interior). Para un primer vistazo rápido al sol con esta técnica, sostendremos o dejaremos en un soporte una lámina blanca a unos centímetros detrás del ocular del telescopio. Colocaremos también una cartulina para protegerse de la luz solar directa. Apuntamos hacia el Sol el telescopio sin mirar por el ocular utilizando el método de la sombra, con este método cuando el telescopio este perpendicular al Sol veremos su sombra más pequeña con un brillo enorme en el ocular. Enfocaremos entonces hasta que la imagen del Sol parezca más nítida sobre la pantalla. Para hacer más o menos grande el Sol en nuestra lámina la moveremos de delante hacia atrás, pero perdiendo calidad cuanto más grande sea. Casi tantos detalles serán visibles en la imagen proyectada como cuando el Sol se ve directamente a través de un filtro de abertura. Los telescopios pequeños son especialmente adecuados para el método de proyección solar (sobre todo los de 6 a 9 cm de abertura).

No debe intentar la proyección óptica a menos que sea un observador astronómico experimentado. utilizando tu propio equipo, y se debe permanecer cerca del equipo en todo momento para supervisar su uso.

Proyección del Sol en una lámina blanca
  • Filtros solares. También se les denomina Filtros de Objetivo o filtros Mylar: Estos se colocan en el objetivo del telescopio, es decir la parte delantera del telescopio por donde entra la luz. Son filtros usados para observación solar, también  existen filtros llamados SUN para oculares pero pueden dañar a la larga el ocular o la vista ya que se suelen recalentar mucho y podrían romperse durante la observación con lo que estos últimos no son nada recomendables. Los mejores son los de objetivo, los puedes comprar ya colocados en el circulo que se coloca en la abertura del telescopio o comprar el filtro en laminas y crear tu propio filtro. Con estos filtros se observa el espectro de luz blanca del Sol, con lo que no apreciamos gran cantidad de detalles, aunque sí las manchas solares y los eclipses.
Captura
Filtros Mylar de objetivo
  • Telescopios solares. Con un telescopio convencional, se usa un filtro extremadamente oscuro en la abertura del tubo primario para reducir la luz del sol a niveles tolerables, como hemos visto en el anterior apartado.  El problema es que incluso reducido, el espectro completo de luz blanca tiende a oscurecer muchas de las características específicas asociadas con la actividad solar, como prominencias y detalles de la cromosfera (es decir, la superficie). Los telescopios solares especializados facilitan la observación clara de tales emisiones de H-alfa mediante el uso de un filtro de ancho de banda implementado con un etalón Fabry-Perot que transmite varias longitudes de onda, incluida una centrado en la línea de emisión H-alfa. Estos telescopios son muchísimo más caros pero la observación del Sol es sublime, donde podemos ver las protuberancias solares, filamentos y manchas. Son muy buenos pero de precio son muy caros.
Telescopio solar

RECOMENDACIONES IMPORTANTES:

  • No observar el Sol directamente sin la debida precaución, produce ceguera. Nunca debe observarse el sol directamente con aparatos como cámaras, telescopios, prismáticos… ni con filtros no homologados, ni con gafas de sol.
  • No utilizar filtros caseros no homologados (películas fotográficas veladas, gafas de sol, radiografías, cristales ahumados,…) ya que no filtran todas las radiaciones solares
  • Por tanto se recomienda el uso de filtros homologados, que se venden en ópticas, planetarios y tiendas especializadas, adquirir un telescopio solar u observar con medios indirectos como es la proyección solar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .