Oumauamua, el asteroide interestelar

Este nombre tan raro es el que tiene el primer asteroide interestelar observado desde la Tierra. En un principio se pensaba que era un cometa, pero tras descartar la actividad cometaria se ha concluido que se trata de un asteroide de otras estrellas. Observaciones llevadas a cabo con el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, y con otros observatorios del mundo, muestran que este objeto ha viajado por el espacio durante millones de años antes de su encuentro con nuestra estrella.

El 19 de octubre de 2017, el telescopio Pan-starss 1 en Hawai observó un punto de luz en movimiento en el cielo. Al principio parecía un asteroide o un cometa de rápido movimiento típico, pero nuevas observaciones en los siguientes días hizo posible calcular con precisión la órbita y su aspecto. Los cálculos han demostrado que este cuerpo celeste viene desde el espacio interestelar.

La forma es bastante rara como habéis visto en la animación anterior, a diferencia de los objetos que suelen encontrarse en nuestro Sistema Solar este curioso objeto venido de otras estrellas parece ser metálico o rocoso, de un diámetro de unos 160 m, de forma muy alargada y de un color rojo oscuro.

asteroide interestelarAunque originalmente clasificado como un cometa, observaciones en ESO y otros sitios no han encontrado ninguna señal de actividad cometaria tras el paso cerca del Sol en septiembre de 2017. Fue reclasificado como un asteroide interestelar y de nombre técnico 1I / 2017 U1 (Oumuamua). Imagen: ESO

El Minor Planet Center fue el que anunció el descubrimiento de este primer asteroide interestelar, 1I/2017 U1, descubierto por el proyecto PanSTARRS.

cometLas imágenes de arriba fueron capturadas desde el observatorio de Tenagra. El asteroide interestelar es el punto de luz que se mueve en el centro del marco. Las imágenes fueron obtenidas y medidas por Michael Schwartz y Paulo Holvorcem y la astrometría fue realizada por el Minor Planet Center.

Su órbita es hiperbólica, por lo que no es cerrada, con lo que debe de provenir según los últimos cálculos de alguna estrella de la galaxia, concretamente en dirección a la estrella Vega.

Este objeto ingresó al sistema solar moviéndose a 26 km por segundo. A esa velocidad, en 10 millones de años atravesaría 8.200.000.000.000.000 km, es decir más de 850 años luz. Cuando se detectó por primera vez el 18 de octubre de 2017 tenía muy bajo brillo, magnitud 20, después de pasar a 37.600.000 km del Sol el 9 de septiembre y que pasara sin ningún problema. Ahora el asteroide se dirige hacia los confines del sistema solar, para no volver a verlo nunca más.

cropped-universo-blog-logo.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s