astronomía estrellas

Detectadas nubes en una estrella Enana Marrón

Se ha encontrado evidencias muy claras de un patrón de nubes muy parecido a los que podemos ver en el planeta Júpiter en la enana marrón llamada Luhman 16A.

Se ha encontrado evidencias muy claras de un patrón de nubes muy parecido a lo que podemos ver en el planeta Júpiter en la enana marrón llamada Luhman 16A.  Esta estrella pertenece un sistema binario de enanas marrones en la constelación  de la Vela, llamadas Luhman 16A y B. De echo es el tercer sistema más cercano conocido al Sol (después del sistema Alpha Centauri y de la estrella de Barnard). 

Las bandas de nubes se detectaron usando una técnica llamada polarimetría. Esta es la primera vez que la polarimetría se ha utilizado para medir patrones de nubes en una enana marrón.

Ilustración del sistema Luhman. El objeto rojo en el fondo es Luhman 16B, la enana marrón asociada a Luhman 16A. Créditos: Caltech / R. Hurt (IPAC)

Las enanas marrones son objetos que tienen un tamaño entre el de un planeta gigante como Júpiter y el de una pequeña estrella. Cualquier objeto entre 15 y 75 veces la masa de Júpiter pasa a denominarse una enana marrón. Dado ese rango de masas, el objeto no habría sido capaz de sostener la fusión del hidrógeno como una estrella regular, con lo que no llega a encenderse, muchos científicos han llamado a las enanas marrones como “estrellas fallidas“.

Comparación general de tamaño entre una estrella de baja masa , una enana marrón y el planeta Júpiter . En esta imagen, se muestra que la enana marrón es aproximadamente un 15% más grande que Júpiter. Los radios de las enanas marrones (13-75 M J ) varían solo entre un 10 y un 15% en el rango de masas posibles. Dependiendo de la edad y la temperatura, la enana marrón en tránsito COROT-3b tiene un diámetro de 1,01 ± 0,07 veces el de Júpiter. Créditos: NASA

Algunos casos curiosos de enanas marrones:

Hace 70.000 años una estrella enana roja y su compañera enana marrón rozaron los bordes exteriores del sistema solar en lo que los astrofísicos dicen fue el encuentro más cercano entre nuestro sol y otra estrella.

70000

Representación artística de la estrella de Scholz y su compañera enana marrón (en primer plano) durante su estrecho paso por el Sistema Solar, hace 70.000 años. Desde su punto de vista, el Sol (a la izquierda en el fondo) habría aparecido como una estrella muy brillante, Créditos: Michael Osadciw / Universidad de Rochester.

Este par de estrellas conocido como “estrella de Scholz” (nombre en honor a su descubridor: el astrónomo Ralf-Dieter Scholz, del Leibniz-Institut für Astrophysik Potsdam en Alemania), pasó a una distancia de menos de 1 año luz de nuestra estrella, según un estudio de la velocidad tangencial así como la velocidad radial de las estrellas. Un año luz es la distancia que la luz recorre en un año: alrededor de 10 billones de kilómetros.

En 2013, los astrónomos descubrieron por primera vez la pequeña estrella enana roja, ahora se encuentra a unos 20 años luz del sol, en la constelación de Monoceros.

La pequeña estrella tiene menos del 10 por ciento de la masa del sol, y su compañera enana marrón es una estrella fallida que carecía de la masa necesaria para comenzar la fusión en su núcleo. La enana roja llamó primero la atención de los astrónomos cuando se dieron cuenta de que tenía una inusual lentitud en el cielo para una estrella tan cercana.

Anuncios

Otra enana marrón curiosa:

La pequeña enana marrón, llamada Cha 110913- 773.444, es una de las más pequeñas conocidas. Es ocho veces la masa de Júpiter, es incluso más pequeña que varios planetas descubiertos alrededor de otras estrellas.

enana
Esta concepción artística compara un hipotético sistema solar en torno a un pequeño “sol” (arriba) con un sistema solar en torno a una estrella, llamada 55 Cancri, que es aproximadamente del mismo tamaño que nuestro sol. Crédito de la imagen: NASA / JPL-Caltech

Los ojos infrarrojos del telescopio espacial Spitzer encontraron, que gira alrededor de ella, un disco plano formado por polvo que se cree que se aglutinará gradualmente entre sí para formar planetas. Las enanas marrones nacen como estrellas, condensándose a partir de nubes de gas y polvo. Pero como hemos visto a diferencia de las estrellas, las enanas marrones no crecen lo suficientemente como para desencadenar la fusión nuclear. Hasta el momento, Spitzer ha encontrado docenas de enanas marrones con discos de polvo, cinco de los cuales muestran las etapas iniciales del proceso de construcción de planetas. El polvo en estos cinco discos está comenzando a formar las “semillas” de futuros planetas.

Como veis el Universo esta lleno de enanas marrones, es un objeto bastante común y su falta de brillo hace que sea muy difícil de detectar, por tanto es una masa importante en las galaxias que debe ser considerada para especificar bien la masa de las galaxias y del Universo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: